Cuadrados mágicos de orden 4. Actividades 3

Quinta propuesta. Relacionando con la Historia del Arte.
El artista alemán de finales del siglo XV y principios del XVI, Alberto Durero, pintó un cuadrado mágico de orden 4 en su obra "Melancolía".
Antes de verlo, vamos a obtener exactamente ese cuadrado mágico.
Revisa, si es necesario, la propuesta de solución que te hemos presentado en el segundo vídeo.
Recordamos que se trata de colocar desde el 1 al 16.

Escribe aquí la solución:

Ahora vamos a cambiar las dos columnas centrales. La segunda columna la colocamos en la posición de la tercera y esta, en la posición de la segunda:

Observa que esta solución coincide con la que pintó Durero en su cuadro Melancolía.

Si a esta solución la giramos 180º se obtiene esta otra:




Falsos (y famosos) cuadrados mágicos.
Otros artistas han recreados cuadrados mágicos más o menos ortodoxos.
Uno muy famoso es el que esculpió en el Pórtico de la Pasión de la Basílica de la Sagrada Familia,  el artista José María Subirachs.
Modificó este cuadrado mágico último que acabamos de obtener, restando una unidad a cuatro de los 16 números que lo componen, teniendo mucho cuidado en hacerlo de cuatro números concretos de tal forma que en cada fila, en cada columna y en cada diagonal, hubiese uno y solo uno de estos números.
De manera que la constante mágica pasaba de ser 34 a ser 33.
Pero... Ya no es un cuadrado mágico en sentido estricto pues los números que lo componen no pertenecen ya a una progresión aritmética y alguno de ellos se repite...
Pasando el cursor por el cuadrado mágico verás que algunas celdas se colorean de color rojo.
Es la que corresponde a los números que Subirachs disminuyó en una unidad.
Una vez hayas localizado estos cuatro números, réstales 1 y pulsa el botón Enviar para comprobar que lo has hecho bien.
Para volver al cuadrado inicial, pulsa el botón Borrar.

Y comprueba que este resultado coincide con la obra de José María Subirach.

Entrada principal
Actividades 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada